No hay medicamento que cure el dolor del alma, solo hay un anestésico llamado tiempo que te enseña a no sentir dolor aunque la herida perdure


no hay medicamento que cure el dolor del alma, solo hay un anestesico llamado tiempo que te enseña a no sentir dolor aunque la herida perdure


Compartir en



Categoría(s): Alma, Amor, Desamor, Dolor, tiempo

También te puede gustar...

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos!