Hace falta estar a punto de morirse para caer en la cuenta de que nada en esta vida tiene la mas mínima importancia




Compartir en



Categoría(s): Muerte, Vida

También te puede gustar...

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos!